Archive - 14 noviembre, 2018

1
El Bulólogo. Las Mañanas. RNE Programa 1

El Bulólogo. Las Mañanas. RNE Programa 1

Esta semana hemos tenido buenas iniciativas en contra de la desinformación y algún que otro bulo que ha resucitado personas y ha embarazado “entre comillas” a otras y enseguida lo explico.

Pero antes comenzamos con buenas noticias y es que España y Rusia han pactado luchar contra las noticias falsas. Los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países han pactado la creación de un grupo de ciberseguridad para analizar la difusión de bulos e impedir las consecuencias que estos generan en la sociedad y en las relaciones entre países.

Incluso, Sergei Lavrov, ministro de Exteriores de Rusia, indicó que a Moscú se le ha acusado de varias intervenciones políticas relacionadas con la desinformación, entre ellas en Cataluña, sin pruebas reales. A esto han respondido representantes de España descartando que las sospechas fuesen en dirección hacia el Gobierno, sino hacia medios rusos.

Entre los puntos tratados los representantes han manifestado su interés por que otros países se sumen a esta iniciativa.

Desinformación en África

Pero España no es el único país que está tomando acciones en contra de la desinformación. Según Europa Press, las autoridades de Camerún han detenido a una periodista angloparlante por la supuesta publicación de noticias falsas para acusar al Ejército de dicho país por la muerte de un misionero estadounidense, quien falleció el pasado 30 de octubre cerca de la localidad de Bamenda.

De acuerdo a la información publicada por un diario local de Camerún, la periodista Mimi Mefo, fue arrestada y trasladada a una prisión. Mefo es directora jefa adjunta y presentadora en la cadena de televisión privada Equinox.

Seguimos en el continente Africano, pues la BBC ha realizado un proyecto de investigación titulado Beyond Fake News, acerca de la propagación de las noticias falsas en redes como WhatsApp y Facebook específicamente en Nigeria y Kenia.

De acuerdo a los investigadores, Nigeria y Kenia tienen niveles más bajos de alfabetización digital, especialmente en áreas rurales donde Facebook puede ser visto como sinónimo de Internet y todas las noticias publicadas pueden entenderse como verdaderas.

En cuanto a la tendencia en los temas de los bulos, las ansiedades y aspiraciones nacionales a menudo se reflejan en noticias falsas, de acuerdo a la investigación, en Nigeria, donde casi el 19% de las personas están desempleadas, las estafas de empleo representan el 6.2% de las noticias falsas compartidas en WhatsApp.

Mientras que aproximadamente el 3% de las noticias falsas que se difundieron en WhatsApp se refieren al terrorismo y al ejército.

Además, las estafas relacionadas con el dinero y la tecnología contribuyen a cerca de un tercio de las noticias falsas compartidas en Kenia.

Pero donde hay un problema también hay una solución, se ha creado una web de verificación de datos llamada Africa Check la cual funciona como un banco de datos para que las personas puedan obtener datos precisos. Pero la puntualidad y la rapidez en la verificación de noticias falsas o información errónea pueden ser un desafío que aún siguen solventando sus creadores.

De ahí la importancia de formar a la población en general con información básica pero clave sobre la verificación digital, si cada uno se tomara un tiempo para comprobar la veracidad de la información antes de compartir, de seguro se reduciría la propagación de bulos.

Bulos surrealistas

¿Cuántas veces hemos visto páginas web asegurando que Michael Jackson está vivo o cualquier otro famoso que ha fallecido hace años?

Puesta esta vez ha sido el turno de resucitar al cantautor Juan Gabriel, hace unos días circulaba la noticia de que el mexicano no estaba muerto y que incluso se preparaba para un triunfal regreso, incluso, comenzó a circular un cartel falso titulado “El Concierto de Resurrección” con fecha del próximo 15 de diciembre.

Este bulo tuvo una gran repercusión en internet en México, Estados Unidos y Latinoamérica. Tan solo en la primera hora desde su aparición, se posicionó rápidamente como tendencia principal en Twitter, logrando 976.000 cuentas alcanzadas y 1.121.000 impresiones, con 100 tweets por cada hora, según cifras de Tweet Reach.

Incluso, según cifras de Google Trends las búsqueda de términos relacionados aumentó en este tiempo. Justamente Joaquín Muñoz, ex colaborador del cantante, ha presentado recientemente su libro en el que mencionaba sus vivencias con Juan Gabriel.

Pero este no es el bulo más creativo, otro que ha circulado la última semana se disputa el primer lugar.

De acuerdo a información publicada en la web satírica Hay Noticia, han descubierto un mosquito llamado “Chiruli” que puede embarazar a la mujer de un solo picotazo. Incluso, se asegura que las autoridades españolas alertan de la aparición de tres casos en España de personas afectadas.

Por otro lado, circulaba información que aseguraba que la alcaldesa de Hervás ha rechazado suprimir el jamón y embutidos ibéricos en el comedor escolar, relacionando este caso con los padres musulmanes del colegio.

Este es un bulo que circula cada cierto tiempo cambiando el nombre de distintos pueblos y alcaldes. Incluso, el Ayuntamiento de Hervás ha realizado una publicación en Facebook desmintiendo esta información.

Otro antiguo bulo que se recicla constantemente a través de los años y que ha vuelto a resucitar, pero de verdad y no como Juan Gabriel, es el mensaje donde alertan que si marcas 90# supuestamente los estafadores convierten vuestra línea en una receptora de llamadas y corréis con todos los gastos.

A pesar de que el mensaje se está compartiendo con el logotipo de la Policía de Madrid, la propia Policía Nacional ya lo desmintió de forma pública en Twitter en varias ocasiones (en 2012 y en 2018). También la OCU se vio obligada a alertar en 2014 de que se trataba de una mensaje falso.

Y es que este bulo es todo un clásico, según indica el portal La Razón este apareció por primera vez en el año 1998 a través de email para luego migrar a las redes sociales.

Un bulo que también lleva tiempo circulando es sobre un peligroso vídeo llamado “Martinelli” que se propaga a través de WhatsApp pero que en realidad es un virus que puede hackear vuestro teléfono. Esto se ha compartido como una cadena la cual tuvo tanta repercusión que la Policía Nacional tuvo que aclarar a través de Twitter que es totalmente falso. Además pidió que no se compartiera ya que se estaría contribuyendo a crear una alarma innecesaria.

Al igual que el video de “Martinelli” surgió WhatsApp Gold, el nombre de una supuesta aplicación premium de WhatsApp, que aparentemente incluye funciones y novedades que solo usan los famosos.

En este caso se trata de un malware que busca el robo de datos, ya que se presenta con un enlace para descargar la aplicación, que por supuesto no existe como tal, y que redirige a otra plataforma que podría contener un virus.

Tendencias en desinformación

Pero ahora os quiero comentar una nueva tendencia que se está utilizando en Twitter, denominada astroturfing, esta estrategia de marketing político se basa en camuflar la propaganda de apoyo a un candidato.

Además de generar una falsa sensación de respaldo popular, se usa para impulsar conversaciones que favorecen a ciertos grupos, atacar a rivales, crear bulos y magnificar determinados problemas para venderlos como más graves de lo que son en realidad.

Incluso, centenares de empresas de todo el mundo venden servicios de astroturfing. En este mercado operan granjas de bots, influencers a sueldo y cuentas mercenarias que cambian de discurso según el cliente. Incluso, cambiar de identidad pero conservar los seguidores es una de las técnicas habituales de los perfiles que cambian de causa u operan por encargo

De acuerdo a palabras de Mariluz Congosto, investigadora de la Universidad Carlos III, cuando las granjas de bots tienen que cambiar la identidad de una cuenta lo que hacen es borrarles los tuits y las personas a las que siguen, y las ponen a funcionar con otro nombre. Pero siempre les dejan los seguidores porque cuantos más tengan mejor.

Por eso, os comentaré algunos aspectos a tener en cuenta para detectar cuentas falsas que se dedican a la propagando y difusión de información falsa:

– Primero localizar la fecha en la que se abrió la cuenta.

– Mirar cuántos tuits ha hecho desde la fecha de inicio de la cuenta.

– Observar los adjuntos como imágenes, vídeos y enlaces y buscar si los ha publicado varias veces.

– Ten en cuenta la fecha de la última publicación y si la cuenta ha estado inactiva.

– Si dice ser una cuenta oficial, buscar la página web oficial de esa persona o institución para hacer una referencia cruzada y confirmar que es esa.

– Estudiar sus seguidores y los perfiles que comentan sus publicaciones y evalúa si parecen personas reales o robots.

– Y finalmente leer sus comentarios y ver si se corresponden con el contenido de los enlaces que publica o son simplemente reacciones o emojis.

Con estos pasos podremos estar más seguros que una cuenta no es falsa.

Copyright © 2014. Diseñado por @BORJETO - BORJETO STUDIO.