Archive - 28 noviembre, 2018

1
El Bulólogo. Las Mañanas RNE Programa 13

El Bulólogo. Las Mañanas RNE Programa 13

A lo largo de todos los programas hemos estado hablando de la desinformación en las redes sociales y las medidas que están tomando ciertas plataformas como Facebook para acabar con ella. Pues ahora es el turno de WhatsApp, compañía que pertenece a Facebook y que actualmente es usada nada más y nada menos que por 1.500 millones de personas en más de 180 países.

A pesar que WhatsApp nos comunica con familiares y amigos sin importar la distancia, esta plataforma poco a poco se ha convertido en un canal para la desinformación.

Pues hoy traemos buenas noticias, WhatApp se encuentra financiando 20 proyectos en todo el mundo para analizar cómo se distribuye la desinformación en esta plataforma. Incluso, uno de los equipos es español y los otros 19 provienen de países como la India, Brasil y México, ya que son países que se considera que tienen un mayor problema con la desinformación.

En cuanto a los términos de esta investigación, de acuerdo a la web oficial de la plataforma, los participantes tendrán los derechos de propiedad intelectual sobre el análisis que realicen. Además, el programa concederá un pago de hasta 50 mil dólares a cada universidad o instituto al que pertenezcan los grupos de investigación.

Entre los temas a investigar se resaltan:

– Procesamiento de la información de contenido conflictivo

– Información relativa a procesos electorales

– Efectos de las redes y viralización

– Alfabetización digital y desinformación

– Detección de comportamiento conflictivo en sistemas cifrados

Además, se ha destacado que a diferencia de redes abiertas como Facebook o Twitter, en WhatsApp es muy difícil rastrear los contenidos falsos debido a la encriptación.

De acuerdo a una entrevista realizada por “El Diario” a Pere Masip, quien es responsable de un equipo de tres investigadores de la Universidad Ramón Llull que trabajan en este programa con WhatsApp: se ha detectado que algunas conversaciones tienden a moverse desde entornos abiertos como Facebook o Twitter, a otros más cerrados como WhatsApp o Telegram.

Según el investigador “en WhatsApp aumenta la sensación de confianza con el resto de gente que comparte ese espacio” por lo tanto esta investigación “pretende averiguar si los ciudadanos son conscientes de cómo se difunden la información errónea, así cómo gestionan esos contenidos”

Denuncias a WhatsApp

Con relación a las consecuencias de la desinformación en WhatsApp, el portal Público ha compartido una noticia en la que se indica que el Partido de los Trabajadores de Brasil, quiere denunciar a WhatsApp por la difusión de noticias falsas durante las elecciones presidenciales de este país. Representantes del partido aseguran que los bulos que se propagaron durante la campaña electoral tuvieron una alta incidencia en los resultados de los comicios.

Estiman que la acción judicial será presentado esta semana en Estados Unidos ya que quieren saber quién ha contratado los mensajes que se han propagado.

Facebook y la información límite

Hablando de WhatsApp no podemos dejar de lado Facebook, que en los últimos días ha dado de qué hablar. The New York Times ha publicado un reportaje crítico sobre Facebook y la crisis por desinformación que existe en esta red, el portal ha asegurado que la compañía sigue una estrategia de “Negar, retrasar y deflectar”.

Ante este reportaje, Mark Zuckerberg ha realizado una publicación en Facebook detallando el plan de acción de la compañía en contra de la desinformación, entre lo que se destaca:

– Aumentar la vigilancia sobre el contenido ofensivo

– Otorgar mayor control a los usuarios para que decidan qué quieren ver y qué no

– Y la creación de un organismo de control independiente.

El propósito de este cuerpo sería defender el principio de dar voz a las personas y al mismo tiempo reconocer la realidad de mantener a las personas seguras ante los bulos.

Pero lo que más me llamó la atención de esta publicación, es el gráfico sobre la interacción y el engagement de los usuarios en esta red, en el que se muestra que el engagement aumenta con el contenido prohibido.

Este contenido está conformado por fotos cercanas a desnudez, bulos, publicaciones de tono ofensivos y clickbait (titulares sensacionalistas para atraer mayor proporción de clics).

Así es Alfredo, con este gráfico Zuckerberg deja al descubierto que conoce esta realidad pero aquí es donde se cuestiona ¿por qué no han tomado acciones al respecto?, la respuesta exacta no la tenemos pero lo que todos sabemos es que mayor contenido atractivo, es igual a mayor cantidad de personas en esta red, lo cual se traduce en mayor inversión publicitaria en este medio.

Incluso, de acuerdo a otro artículo publicado por The New York Times, miembros del personal militar de Myanmar convirtieron Facebook en una herramienta para la limpieza étnica bajo una campaña de cuentas falsas. Lo que muestra que los ingresos por publicidad no son los únicos que se benefician con la desinformación.

Pero en el post realizado por Zuckerberg, se promete que esta red social “entrenará” a su inteligencia artificial para que el gráfico cambie y los usuarios disminuyan con el contenido prohibido.

Instagram se pone las pilas

Pero la otra red social en la que el grupo está tomando medidas es Instagram, hace poco han realizado una publicación en la que se afirma que han detectado cuentas que utilizan aplicaciones de terceros para aumentar artificialmente su audiencia, es decir, que compran followers y likes. Por lo cual han indicado que comenzarán a eliminar comentarios y seguidores no auténticos que no cumplen con las normas de la comunidad.

Los bulos de la semana

Pero ahora sí pasemos a mi parte favorita, desmentir bulos, que esta semana hemos tenido varios.

Comencemos con los que buscaban generar miedo:

Estuvo circulando un bulo de dos chicas que se subieron a su coche en Sevilla y se encontraron a una señora mayor dentro, a la cual aceptaron llevar a casa pero luego se percataron de que era un hombre traficante de órganos.

Esto evidentemente es un bulo que ha sido desmentido por Emergencias Sevilla y la Policía Local de granada. Las autoridades afirmaron vía Twitter que “lanzar estos mensajes se castiga con el Código Penal”.

Según el artículo 561, quien afirme falsamente o simule una situación de peligro para la comunidad o la producción de un siniestro y con ello provoque la movilización de los servicios de policía, asistencia o salvamento, será castigado con la pena de prisión de tres meses y un día a un año o multa de tres a dieciocho meses.

Otro bulo que buscaba generar miedo, era una carta que advertía que se estaban colocando en las calles botellas de plástico rellenas de sosa cáustica, agua y papel de aluminio, para cuando alguien las sujete, exploten en menos de 30 segundos y puedan incluso “arrancar alguna de las extremidades”

Este bulo ha sido desmentido por la Policía Nacional en Twitter asegurando que “algunos bulos nacen, crecen, se reproducen pero nunca mueren”, lo que siempre comentamos Alfredo.

Otro estilo de bulos que ya hemos comentado en ocasiones, son los que tratan de hacerse con nuestra información. En este caso es un anuncio que dice “España es salvada por Ortega”.

Cuando se pincha en este, lleva a una página web que se hace pasar por CNN y habla sobre una falsa donación millonaria de Amancio Ortega que os puede beneficiar. El objetivo de esto es que el usuario siga todos los pasos hasta el momento que roban los datos. Este bulo circulaba hace meses y ahora a vuelto.

Es el mismo estilo que el caso que comentamos hace semanas, sobre la falsa promoción que ofrecía un Samsung Galaxy S9 por 1 euro y que se hacía pasar por El País.

Para finalizar por esta semana, circulaba un bulo donde se aseguraba que las personas que han trabajado entre 1999 y 2018 tienen el derecho a retirar 3.200 euros del Ministerio de Trabajo junto a un enlace que lleva a una página falsa del ministerio donde piden que se respondan una serie de preguntas y se comparta.

El equipo de Maldito Bulo ha contactado con el ministerio quienes les han asegurado que es un bulo y que no tiene nada que ver con ellos.

Copyright © 2014. Diseñado por @BORJETO - BORJETO STUDIO.