Archive - diciembre 2018

1
Semillando prevención. La frustración de un gestor de Crisis
2
El Bulólogo. Las Mañanas RNE. Programa 14

Semillando prevención. La frustración de un gestor de Crisis

Frustración. Es lo que siente un gestor de crisis cuando intenta semillar prevención en el ecosistema de muchas compañías españolas. Sin ir más lejos ayer mismo. Acudí a primera hora de la mañana a sentarme con los responsables de Comunicación y Recursos Humanos de una empresa muy conocida líder en su sector de actividad. Hace un mes y medio me llamaron agobiados porque les habían hackeado sus servidores. Un Ransonware les había cifrado los mismos y los malos les pedían un rescate en Bitcoins. Afortunadamente IT pudo restaurar todo en 24 horas y el ataque no trascendió. No obstante, preparamos toda la comunicación externa e interna por si hubiera sido necesario reaccionar. Sobre todo si los ciberdelincuentes les hubieran mandado pruebas de que se habían hecho con datos personales de sus clientes.

Estuvimos con ellos varios días y, pese a la profesionalidad del equipo directivo, pudimos comprobar que en materia de prevención y gestión de riesgos lo tenían todo por hacer. Quedamos en hablar cuando todo se tranquilizase para poder ayudarles a fortalecerse ante situaciones como estas ayudándoles a reducir la probabilidad de que futuros riesgos acaben convirtiéndose en crisis. Queríamos ayudarles a generar una estructura de gestión, y unos procedimientos operativos, que les sirvan para reaccionar con la agilidad que requiere un escenario de riesgo digitalizado donde las crisis se retransmiten en real time.

Pero claro, inocente de mi. Un mes y medio después, cuando el ataque afortunadamente no había generado daño reputacional y en el negocio, aquella semilla de la prevención no había prendido. El interés inicial y la preocupación se había transformado en todo tipo de excusas: no hay presupuesto; tenemos otras prioridades en comunicación; es muy difícil que nosotros tengamos una crisis; no os preocupéis que si nos pasa algo os llamaremos enseguida.

En fin. Lo de siempre. En este país sólo invierten en prevención las empresas reguladas, las que son infraestructuras críticas y aquellas que han tenido una grave crisis reputacional. El resto viven confiadas en la auto complacencia de que lo tienen todo controlado y que eso de las crisis sólo les pasa a los demás. Lo mismo que durante 17 años vi en emergencias. Los accidentes los tienen los otros. Si hubieran visto tantos muertos como he visto yo se darían cuenta del alto valor que tiene la prevención. Y sí, está muy bien saber que si necesito a los bomberos sólo tengo que llamar al 112, pero cuánto mejor es limpiar el monte en invierno y dejar a los bomberos que se aburran en su parque en verano ¡Ah! Y sale sustancialmente más barato para el negocio y para la reputación.

El Bulólogo. Las Mañanas RNE. Programa 14

Durante la última semana, además de generarse varios bulos, como ya es costumbre, se han publicado reportajes destacados sobre la desinformación e incluso, se han realizado varios encuentros de especialistas en Madrid.

Comencemos con el ABC de Sevilla, que ha publicado un resumen de aquellos bulos enviados por WhatsApp que se resisten a desaparecer a pesar de los esfuerzos de los cuerpos policiales y cuentas oficiales para alertar a la población sobre la falsedad de estos.

El primero es un mensaje que suele ir acompañado de la foto de una pareja o un audio, en la que los acusan del intento de secuestro de niños en las inmediaciones de centros educativos y deportivos. El mismo bulo es modificado con el nombre de diversos centros educativos o el nombre específico de alguna comunidad para darle “mayor credibilidad”.

Por otra parte, tenemos las falsas versiones gratuitas y premium de aplicaciones como Netflix y Spotify. Mediante un mensaje de WhatsApp se pretende que descarguéis una versión de estas aplicaciones, lo cual es un engaño y posteriormente intentará robar todos vuestros datos.

Otro intento por robar información es el mensaje de WhastApp con ofertas de empleo de empresas como Mercadona y Decathlon, en el cual solicitan al receptor sus datos personales para inscribirse en una falsa oferta de empleo. Este bulo suele aparecer en periodos fuertes de contratación como verano o navidad.

Bulos sobre atentados

El último bulo común a través de WhataApp, son las alertas sobre atentados terroristas que suelen tener como falso emisor a un miembro de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que advierte, a través de este mensaje, sobre un inminente atentado. Este tipo de bulo suele reactivarse cuando se produce algún atentado real o en periodos como navidad, donde se refuerza la vigilancia en zonas de gran afluencia.

Si os ha llegado alguno de estos por favor no lo difundáis y también hacerle saber a su remitente que ha picado en un bulo y que por favor no lo siga compartiendo.

Los supuestos suicidios

Otro tipo de bulo, que en este caso un artículo de Verne (El País) desmintió, son aquellos relacionados al suicidio de hombres.

Bulos relacionados a este tema suelen circular la última semana del mes de noviembre a propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Uno muy popular que se encontraba en Facebook era que “en España, al año se suicidan más de 2.000 hombres porque son sometidos a falsas denuncias por sus ex-mujeres y les impiden ver a sus hijos”.

De acuerdo a Verne, este tipo de bulos circula al menos desde el año 2017 y tiene el objetivo de manipular la realidad. Además, para desmentir este bulo, utilizan como fuente los datos sobre suicidios masculinos del Instituto Nacional de Estadística donde se muestra que, desde 1980, el primer año en que hay datos disponibles, nunca se ha superado la cifra de 3.000 suicidios masculinos anuales. Esta cifra engloba a todas las edades y no distingue las causas.

Como solemos comentar, los bulos buscan crear un sentimiento hacia alguna ideología o en muchas casos conseguir beneficios económicos.

Bulos como negocio

Respecto a esto, la BBC ha publicado un reportaje muy interesante sobre cómo generar bulos se ha convertido en un negocio rentable para algunas personas. Se hace énfasis en el caso del estadounidense Christopher Blair, quien actualmente escribe noticias falsas sobre diversos personajes y temáticas.

Blair trabajó por 20 años en la construcción, pero debido a la crisis económica a fines de la década del 2000 buscó otra fuente de ingresos y eligió escribir.

Una vez que sus noticias falsas comenzaron a recibir clics, pudo usar la plataforma de publicidad de Google para convertir las visitas en dinero. Así que en 2014 renunció a su trabajo, incluso, el éxito de las noticias falsas llevó a Blair a crear una página de Facebook llamada America’s Last Line of Defense.

En otro reportaje relacionado y publicado por la BBC, se indica que en Kosovo el 40% de los jóvenes esparcen noticias falsas llegando a cobrar 100 dólares al día por estas. Incluso, se asegura que antes de las nuevas acciones de Facebook en contra de la desinformación podían llegar a cobrar hasta 600 dólares al día.

De acuerdo a la BBC, existen grupos cerrados donde únicamente podéis entrar siendo invitados y allí se comercian paquetes de noticias falsas e incluso, Likes para las redes sociales.

Citas contra la desinformación

Ya, os comenté al inicio que había sido una semana con mucha información. Pero ahora pasemos a los encuentros positivos, que se han realizado en pro de erradicar los bulos.

Se ha presentado el “Primer Estudio sobre Bulos en Salud” elaborado por la iniciativa #SaludsinBulos en colaboración con Doctoralia y presentado en su primer congreso celebrado en el Hospital de La Princesa, en Madrid. Los resultados de este estudio surgen de una encuesta realizada a 300 profesionales sanitarios de todas las comunidades autónomas y de edades comprendidas entre los 25 y 70 años.

Entre los hallazgos se resalta como dos de cada tres médicos han atendido en su consulta a pacientes preocupados por lo que han resultado ser bulos sobre salud. Los especialistas consideran que las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea como WhatsApp son para el 77% de los cuestionados las principales causas del aumento de los bulos.

Sin embargo, sólo el 19 por ciento de los participantes en la encuesta cree que son los medios de comunicación tradicionales que contribuyen a la difusión de estos bulos por no contrastar la información.

Entre los temas de salud que suele circular mayor cantidad de noticias falsas se resalta la pseudoterapia, la alimentación, el cáncer (como comentábamos en programas anteriores) y los efectos secundarios de medicamentos.

Comentábamos en otros programas que hacen falta medidas para controlar la información falsa relacionada a la salud y también sobre la importancia de acudir a nuestro médico de confianza para aclarar cualquier duda, es quien al final va a ser el más calificado sobre este tema.

Pero ha habido otra cita destacada. El pasado viernes y sábado se realizó el Primer Encuentro de Chicas Poderosas, donde una de las principales temáticas fue el periodismo de datos y el fact checking. Para hablar sobre estas temáticas acudieron grandes profesionales del área como lo son Clara Jiménez de Maldita.es y Michaëla Cancela de Google News Lab.

En el encuentro se comentó sobre conceptos básicos relacionados conlos bulos, hasta aquellas iniciativas en pro de erradicarlos y las diversas herramientas que pueden utilizar tanto los periodistas como los ciudadanos para verificar el contenido que reciben.

En la ponencia de Clara Jiménez, co fundadora de Maldita.es, en cuya web tiene el reconocido espacio de Maldito Bulo, comentó sobre el equipo que tiene trabajando para desmentir noticias falsas e incluso, el gran tiempo y esfuerzo que deben invertir para poder comprobar con total claridad que una “información” es un bulo.

En cuanto a la tendencia de bulos, indicó que uno de cada tres bulos que reciben por Whatsapp tiene que ver con migrantes así como su tendencia a repetirse.

Clara Jiménez también señaló que en esta tendencia circula el mismo bulo cambiando ciertos aspectos como el lunar en donde se desarrolla el acontecimiento, es decir, un vídeo se puede difundir diciendo que fue en España, Francia o cualquier otro país que los hacedores de bulos decidan.

Además, en este encuentro se comentaron algunas de las herramientas que tanto Clara como Michaëla utilizan para la verificación de datos. Sin embargo por cuestiones de tiempo no lo explicaremos hoy pero os prometemos que lo haremos en próximos programas.

Copyright © 2014. Diseñado por @BORJETO - BORJETO STUDIO.