1
2
3
4
5

DOS POR EL PRECIO DE UNA (2)

Pero tuve más. Sólo unos minutos despúes el 112 me avisaba del rescate de un montañero que se había precipitado en la zona de Peñalara rompiéndose la clavícula. Mentalmente calculé los tiempos para ver si podría llegar. Llamé al CECOP y hablé con el Jefe de Guardia (J2) comunicándole que me disponía a ir al siniestro y que me coordinaría con el GERA (Grupo de Rescate en Altura de Bomberos de la Comunidad) para acceder al lugar sin dificultar en nada la operación. Con su autorización, me desplacé con el coche de guardia al Puerto de Cotos, mientras el helicóptero de rescate, con base en Las Rozas, acudía al Parque de bomberos de la Barranca (Navacerrada) a recoger a tres efectivos del GERA. Por el camino hablé por teléfono con el GERA y con el piloto de la aeronave para coordinarme.
De camino, por la emisora del coche escuché como el helicóptero dejaba al GERA con el herido al pie de la Cresta de Claveles, a unos 2.000 metros de altura. 5 minutos despúes llegaba a la Pradera de las COES, junto al Puerto de Cotos. Comuniqué con el piloto indicándole mi posición y si me podía venir a recoger mientras estabilizaban al herido, que presentaba policontusiones y fractura de clavícula. 5 minutos despúes estaba desembarcando en el lugar de la intervención. Evidentemente iba equipado con botas de montaña, forro polar y casco. No me llevé el arnes porque el piloto me indicó que podía aterrizar bien y no hacía falta descolgarse con la grua. Allí hice fotos y un pequeño videoclip con el teléfono móvil, y un video para las televisiones recogiendo también el traslado del herido que minutos antes se había precipitado por una canal de nieve de 40 metros de longitud golpeando con algunas piedras.
El herido fue evacuado a la pradera de las COES donde esperaba una ambulancia del SUMMA que le evacuó al Hospital. Despúes el aparato nos recogía a un bombero del GERA y a mi, que todavía estábamos arriba. El resto del proceso de difusión de la información es el habitual.

El Periodismo de Emergencias es una herramienta fundamental para hacer frente a las crisis emergentes

DOS POR EL PRECIO DE UNA (1)

Mi guardia de ayer fue de las moviditas. Sobre todo teniendo en cuenta que hubo mucho trabajo concentrado en poco tiempo.
Comencé con un incendio en una chalet prefabricado de madera en Villanueva de Perales, pegadito al kilómetro 27 de la M501. Estaba en el despacho cuando escuché por la emisora de bomberos que desplazaban medios al siniestro, en ese momento, un SMS pitaba en mi móvil anunciándome también su existencia. Esperé sólo unos minutos hasta que llegaron las primeras dotaciones e informaron. Viendo la embergadura del incendio, y que podía además acabar afectando a un restaurante, me fuí para allí.
En 20 minutos estaba en el lugar. 4 dotaciones de bomberos de la Comunidad de Madrid controlaban ya un fuego que había devorado totalmente la edificación y que apunto estuvo de hacer lo propio con un restaurante situado a sólo 20 metros. Su pericia evitó que el fuego, que ya había prendido en la cubierta de cañizo, fuese a más.
Afortundamente el propietario y los obreros que estaban poniendo tela aslfática en la cubierta para reparar la misma, salieron a tiempo sin sufrir daño alguno.
Cuando llegué me coloqué el auricular Bluetooth, el traje de intervención y el casco, con el mismo nivel de protección de los bomberos y me dirigí a la zona caliente. De camino pregunté a unos técnicos de una ambulancia del SUMMA si había heridos. Me dijeron que no.
Ya dentro del área de intervención saludé a los mandos intermedios y al Jefe Supervisor de Bomberos, pedí información sobre la actuación, y simultáneamente hice fotografias, video y un par de videoclips con mi teléfono móvil. No tuve impedimento para filmar desde cualquier punto. Las imágenes de los bomberos trabajando en el interior las recogí desde las ventanas. No hacía falta perder tiempo en ponerse el equipo autónomo.
Tras esto me despedí. Ya en el coche comuniqué el siniestro por SMS a la Jefatura y a los Medios informativos. A partir de ahí la distribución habitual de toda la información.

El Periodismo de Emergencias es una herramienta fundamental para hacer frente a las crisis emergentes

Incendio en un almacén de papel.

Ayer me tocó gestionar la información generada por el incendio de 800 toneladas de papel para reciclar junto a una nave de San Martín de la Vega. Cuatro dotaciones de Bomberos de la Comunidad de Madrid estaban, a mi llegada al siniestro, intentando confinar el fuego en un esquinazo de la instalación mediante 7 lineas de mangueras de 45 mm y el uso de maquinaria pesada de la empresa para elaborar un cortafuego que eliminara la continuidad de combustible. Lo lograron sin mayor problema.
La gestión informativa comenzó con el aviso que recibí de la sala del 112 que me comunicaba el inicio del siniestro. Con los primeros datos, me puse a la escucha de la radio de bomberos esperando la confirmación de lo que ocurría realmente con la llegada de las dos primeras dotaciones. Viendo que al desembarcar allí solicitaban otra autobomba llame a la central de bomberos para pedir algún dato más, y anuncié mi salida al siniestro.
Ya en el lugar, puesto que no había trascendido aún a los Medios los ocurrido, me puse tranuqilamente a recoger datos. Hablé con el subjefe de guardia al mando para que me explicará lo ocurrido y qué cantidad de papel ardía. También hablé con la propiedad intentado averiguar el origen del siniestro y a ser posible las causas, cosa que obviamente no me dijeron.
Tras esto, o mejor dicho de forma simultánea, recogía fotos y videos digitales (tanto videoclips con el móvil en formato MP4 como video para las televisiones en MiniDV). Una vez controlada la situación informativa, y a través de mensaje SMS, informe a los Medios de Comunicación de manera simultánea. A la Jefatura de la Comunidad lo hice previamente con el mismo sistema. A partir de ahí le amplié la información telefónicamente a las agencias y grabé con las radios que me pidieron cortes. Asimismo, desde el lugar envié a los diarios digitales con mi teléfono móvil 3G un video clip de la intervención de 25 segundos, que rápidamente colgó la mayoría.
Estuve una hora en el siniestro, y viendo que no iba a acercarse Medio de Comunicación alguno, me retire a la sede del 112. Por el camino, avisé a través de SMS a las televisiones de que una hora más tarde les enviaría desde el 112 (por fibra óptica) el video que había grabado en la intervención. Este, además, incluía una pequeña entrevista con el mando de bomberos a cargo de la intervención.
Tras esto sólo me restó enviar por e-mail un par de fotos a la prensa escrita y los diarios digitales y publicar la noticia en nuestra página web, incluyendo foto. Al día siguiente, prácticamente todos los diarios publicaron información y foto de la interveción destacando la buena labor de los bomberos.

El Periodismo de Emergencias es una herramienta fundamental para hacer frente a las crisis emergentes

Gestión informativa de la crisis. Servicio de información de emergencias.

Debe ser un anexo del Director del Plan. Es decir, en dependencia directa del mismo.

Compuesto por profesionales en comunicación de crisis. Personal periodista debidamente formado y con experiencia en gestión de crisis emergentes y de Gabinete de prensa de servicios de emergencia.

Debe contar con toda la información sobre la crisis. Sin ella es imposible su labor.
Contará con un equipo de enviados especiales.

1. Recoge y situ toda la información. Analiza, evalúa y aconseja sobre la crisis. Retro alimenta a la Dirección del plan.

2. Descubre las causas de la emergencia y las deficiencias en la gestión de la misma. El orden o el caos.

3. Pulsar el ambiente social y mediático. Lucha y situ contra los rumores. Termina con los enteradillos y se convierte en fuente solvente de referencia. Ataja las críticas antes De que se produzcan.

4. No da informaciones distorsionadas, divulgando una información verdaderamente útil.

Portavoz oficial de la emergencia.

Debe ser un experto en gestionar la información en crisis emergentes y pertenecer al servicio de información de emergencias.

Preferentemente periodista y con experiencia como portavoz.

Con formación especializada en protección civil, socorrismo, y auxilio rescate.

Con capacidad de trabajo en situaciones difíciles.

Experto y conocedor de la evolución de riesgos.

Con capacidad de aportar ideas y soluciones.

Centro coordinador de la información de emergencias.

Debe haber una única oficina informativa como fuente.

Realizará una reevaluación informativa constante.

-Reiteración informativa. Como ya hemos explicado más arriba es importante reiterar el mensaje en tiempo y forma.

En situaciones especiales puede ser preciso descentralizar La gestión informativa. Ej.: Las listas de heridos y muertos en el atentado del 11-M.

Medios materiales

Deberá contarse con una oficina amplia y bien dotada tecnológicamente para recibir a los medios. Teléfonos, fax, Internet, líneas microfónicas. Sala de prensa.

Contará con una línea de fibra óptica para el envío de imágenes en directo desde el centro de emergencias o la realización de entrevistas a totales sobre planes emergencia.

El Periodismo de Emergencias es una herramienta fundamental para hacer frente a las crisis emergentes

Activación rápida del servicio de información de emergencias.

Como venimos explicando es necesario, en nuestra lucha contra el rumor, contar con una activación rápida del Servicio de información de Emergencias por parte de las centrales de comunicación de las cuales somos portavoces.
T
res son las centrales de comunicación de emergencias que actualmente tienen obligación de activar al servicio de información de emergencias 112 de la comunidad de Madrid.

La sala de operaciones de Madrid 112. Suele ser la primera que avisa a la oficina de información de emergencias sobre la existencia de un siniestro relevante. El inconveniente es que para valorar la gravedad del siniestro, se depende de la información que es facilitada telefónicamente por parte de los solicitantes. Eso conlleva, que en muchas ocasiones es difícil saber el alcance de lo ocurrido y si realmente esto es importante para su gestión comunicacional.

L
a central de Bomberos de la Comunidad de Madrid. En el caso de un accidente de tráfico con atrapados, es difícil que la Central de emergencias de Madrid 112 valore en su justa dimensión la gravedad del mismo salvo que los solicitantes indiquen que los heridos están muy graves, inconscientes, o fallecidos. Sólo posee la información de personas no adiestradas.De no ser así, es fundamental que el aviso en éste supuesto, y en otros similares, como puede ser un incendio de vivienda, llegue de manera rápida desde la central de los bomberos. La primera dotación actuante habrá comunicado por radio la gravedad del incidente y, por lo tanto, con datos contrastados, Se avisará al Servicio de Información de Emergencias.

L
a central del Servicio de Urgencias médicas de la Comunidad de Madrid (Summa 112). De igual importancia es que lleguen con rapidez los avisos de la central del Summa, puesto que solamente a la llegada del personal sanitario al lugar de la intervención podremos contar con datos contrastados que nos indiquen si el siniestro es verdaderamente grave y actuar en consecuencia.

El Periodismo de Emergencias es una herramienta fundamental para hacer frente a las crisis emergentes

Copyright © 2014. Diseñado por @BORJETO - BORJETO STUDIO.