1
Dani Mateo. La autolesión reputacional 2.0 y cómo restañar la herida
2
La spiricrisis de Spiriman. Activismo en red
3
Google indulta al mini youtuber. Eficaz gestión de crisis
4
Porno Reputación. Los actores porno también tienen una reputación que proteger
5
Facebook en su encrucijada. De la escucha a la inteligencia 

Dani Mateo. La autolesión reputacional 2.0 y cómo restañar la herida

En los últimos días asistimos en Twitter al enésimo caso de autolesión reputacional. Dani Mateo acostumbrado a lanzar su ácida lengua a diestro y siniestro cuajada de humor y fina ironía, se ha hecho el Harakiri reputacional a golpe de cuatro certeros tuits. Quizá cegado, quién sabe, por las viejas prácticas de patio de instituto donde todo valía para ser gracioso, ha olvidado las reglas básicas de la era post Gutenberg. Cuando uno tiene más de un millón de seguidores y es una celebritie con más de un millón de followers debe estimar milimétricamente en la red las consecuencias de cada comentario. De no ser así, se puede asistir a la retransmisión masiva del intento de suicidio reputacional de una estrella. Aunque quizá en este caso una rectificación apoyada en una poderosa palanca femenina le salve de la quema. Analicemos lo ocurrido.

Leer más

La spiricrisis de Spiriman. Activismo en red

Jesús Candel o lo que es lo mismo una especie de Clark Kent de la sanidad andaluza tiene contra las cuerdas a la Junta de Andalucía. Y no sólo porque se haya convertido en Granada en una suerte de super héroe capaz de sacar a la calle a cerca de 60.000 u 80.000 vecinos de una ciudad de apenas 250.000 habitantes. Lo más delicado de todo esto es que amenaza con extender una nueva marea blanca, carente de cabeza política o asociativa que la lidere. Aparentemente Spiriman ha comprendido, de manera intuitiva, las claves del contagio en red. Porque es precisamente este canal, las redes sociales (Facebook y Twitter), donde ha germinado una crisis en toda regla para el gobierno de Andalucía. Pero vayamos por partes.
Leer más

Google indulta al mini youtuber. Eficaz gestión de crisis

La verdad es que en las últimas horas Google ha dado todo un ejemplo de cómo darle vuelta a lo que parecía un pequeño incidente y que, sin embargo, reunía todas las condiciones como para generarle un destacado daño reputacional. Un pequeño internauta alicantino de 12 años con vocación de youtuber cometió un día el error de confundir dos productos de Google: Adwors y Adsense. Y claro en vez de lograr que la plataforma le pagará por el número de visualizaciones de su página, logró acumular una deuda de 100.000€. Sus padres, que atraviesan una situación económica delicada, se encontraron de la mañana a la noche con un auténtico problemón derivado de la falta de control sobre las actividades digitales del menor. Sin embargo Google reaccionó rápido y bien.

Leer más

Porno Reputación. Los actores porno también tienen una reputación que proteger

Y sino que se lo pregunten a Sylvan Gavroche, un actor porno de 25 años, que hace unos días invitó a Andrea Levy  (PP) a participar con él, a través de Twitter, en una escena de sexo explícito que había protagonizado en el vídeoclip de la canción Ritmo en la Sangre del grupo Novedades Carminha, un sencillo que ha adquirido bastante notoriedad. Resulta que Levy había compartido un enlace al vídeo en su cuenta de Twitter.

Leer más

Facebook en su encrucijada. De la escucha a la inteligencia 

Facebook se encuentra ante una importante encrucijada. Su reputación, el mayor activo de cualquier organización con el que mantener su licencia para operar en el mercado, está siendo en los últimos tiempos reiteradamente cuestinada. Los conflictos se multiplican. Su último error ha sido eliminar la icónica imagen de Kim Phuc, la niña del napalm, tomada en 1972 en plena guerra del Vietnam por el fotógrafo Nick Ut y premiada con el premio Pulitzer. La foto había sido publicada en su muro por el escritor noruego Tom Egeland, en el curso de una discusión sobre fotografías que han cambiado el curso de conflictos armados, como recientemente ha recordado Enrique Dans. Si entendemos la reputación como la intersección de las expectativas y las percepciones, comprenderemos que ambas empiezan a diverger peligrosamente. Desde la perspectiva de la gestión de riesgos la compañía de Mark Zuckerberg, que posee uno de los mejores sistemas de escucha del mundo, debería progresar hacia la inteligencia. Es decir, el análisis y la comprensión de los reiterados incidentes que se producen en torno a Facebook no puede resolverse sólo con parches puntuales y pequeños cambios en las políticas de la compañía con respecto a sus usuarios. Facebook y su flexible estructura de mando debe ser capaz, sin perder la frescura que la ha convertido en el mayor medio de comunicación del mundo,de dotarse de estructuras de evaluación y análisis que identifiquen las tendencias de riesgo que le acechan y, como resultado, le permitan aplicar inteligencia para ofrecer recomendaciones de mejora. 

Una buena estrategia de gestión de riesgos no se improvisa cuando los problemas se multiplican amenazando con dañar gravemente nuestra reputación. Y si se hace, las posibilidades de acertar con la solución adecuada disminuyen drásticamente. Facebook debería dotarse de un órgano de evaluación y recomendación compuesto, no sólo por personal de su organización, sino por un grupo multidisciplinar de especialistas externos con gran prestigio, reputación y autoridad. Un consejo asesor de inteligencia y reputación que ayude a dotar a la compañía de una línea de pensamiento que combine el legítimo objetivo del crecimiento económico con la construcción de un legado moral, la más alta exigencia ética, y el mantenimiento de su frescura y capacidad disruptiva. 

Copyright © 2014. Diseñado por @BORJETO - BORJETO STUDIO.